Empleo y formaciónInmigrantesTrámites

Normativa laboral española en empleo y formación para inmigrantes

El derecho de las personas extranjeras a trabajar en territorio español según la medida en que la legislación de España así lo establezca y también en las condiciones que se fijen en dichas leyes. Cuando a un inmigrante se le reconoce el derecho al trabajo, disfrutará de iguales condiciones que los españoles.

La Seguridad Social incluye la garantía a los españoles y a los extranjeros que residen en dicho país, para el disfrute de las prestaciones sociales en el ámbito sanitario, así como ayudas económicas a personas discapacitadas, desempleados, pensionados, etc., o beneficios de otro tipo para asegurar el bienestar social.

Para lograr dicho cometido, es fundamental hacer la contribución en el pago de la mencionada Seguridad Social. Si necesitas más detalles al respecto, puedes acceder a través de la página web de la Seguridad Social, donde podrás conseguir más información.

Hacer la cotización en la Seguridad Social es un requisito obligatorio para quienes realizan cualquier actividad económica incluida en el rango de aplicación de los distintos regímenes del sistema, en la modalidad de contribución.

Trabajadores de hogar

Se incluyen en el Régimen General de la Seguridad Social y es regulado bajo el Real Decreto N° 1620/2011 del 14 de noviembre, sobre modernización, adecuación y actualización del sistema de la Seguridad Social, con entrada en vigencia el 01-01-2012.

Las normas laborales agrupan los deberes y derechos de los empleados y empresarios, como la determinación de un sueldo mínimo o las denominadas prestaciones sociales. El conjunto de dichas normativas representa el derecho laboral.

Derecho laboral

El llamado derecho laboral o derecho de trabajo es el conjunto de normativas que reglamentan la relación entre trabajadores y empresarios. Este grupo de leyes aborda aspectos esenciales relacionados con dicha relación laboral.

Un ejemplo del derecho laboral es cuando el trabajador efectúa una actividad remunerada y voluntaria, en este sentido, deben quedar claros los términos de la jornada a trabajar, el resguardo de la salud del empleado y las respectivas prestaciones sociales que le corresponde si es despedido o se va de baja médica.

En la actualidad, es habitual asumir algunos aspectos de la relación laboral entre los empleadores y sus trabajadores, como la jornada mínima de 40 horas a la semana por contrato, las correspondientes vacaciones remuneradas o el pago puntual del sueldo. Sin embargo, las obligaciones y los derechos laborales no siempre han existido.

Requisitos establecidos que deben cumplir los extranjeros que quieren trabajar en España

En territorio español, los profesionales que ofrecen ayuda a las personas extranjeras con los diferentes trámites para trabajar en este país deben dominar, entre otros aspectos, la parte de movilidad contemplada en la Ley 14/2013 que fue reformada por el Real Decreto-ley de 11/2018 y la legislación y reglamento de extranjería.

Existen dos clases de personas que vienen a trabajar en territorio español:

  • Aquellas personas que llegan con un contrato previo de trabajo y comienzan a trabajar cumpliendo con cada uno de los requisitos que exige la ley.
  • Quienes ya están en una situación irregular en territorio español, que tienen trabajo o buscan uno, pero que no podrán ser contratados de forma legal por ninguna compañía mientras no legalicen su situación.

Si bien el aspecto más mediático de la inmigración es el que se efectúa de forma irregular, no son pocas las compañías que hacen contratos a empleados extranjeros, para ello los asesores laborales o encargados de recursos humanos, deben familiarizarse con esta clase de contrataciones, con el propósito de dar cumplimiento a los trámites requeridos para que dichos profesionales extranjeros puedan realizar sus trabajos en territorio español.

Entre los principales requisitos que establece la normativa laboral española para poder efectuar cualquier actividad profesional, laboral o lucrativa, se encuentran los que mencionaremos a continuación:

  • Mayor de edad: la persona extranjera tiene que tener más de 16 años de edad, excepto que la actividad laboral sea efectuada por cuenta propia, en dicho caso, la exigencia es ser mayor de 18 años.
  • Previa autorización para residir y trabajar en territorio español: dicha autorización tiene que solicitarse por el contratante que ofrece el trabajo.
  • El visado: cuando ya ha sido emitida la respectiva autorización de trabajo y residencia, tiene que solicitarse el visado. Existen varias clases de visado (tránsito, residencia, trabajo y estudios), los cuales deben cumplir una serie de requisitos o condiciones. En todo caso, para cualquiera que sea solicitado, el pasaporte tiene que encontrarse en regla en el momento de hacer la solicitud. No requieren visado aquellos ciudadanos pertenecientes a la Unión Europea, Suiza, Islandia, Liechtenstein o Noruega, ya que son favorecidos por los derechos de circulación y residencia libre.
  • La tarjeta de identificación del extranjero (TIE): tiene que solicitarse una vez en España proporcionando un visado de trabajo y residencia mayor a seis meses. Dicho trámite se realiza en una oficina de extranjería o en la Comisaría de la Policía correspondiente a la comunidad donde se haya sido tramitada la respectiva autorización por la cual es reconocido el derecho o es autorizado a permanecer en territorio español. Esta tarjeta confirma la residencia legal en España y en ella también se incluye el número de identidad del extranjero (NIE). Para conseguir esta tarjeta se debe pagar la respectiva tasa a través del modelo 012. Dicha tarjeta tendrá el mismo tiempo de validez que el permiso o el reconocimiento del derecho que verifique su expedición, y perderá vigencia cuando se genere la de la mencionada autorización.
  • Alta en la denominada Seguridad Social: para trabajar en territorio español hay que estar dado de alta en la Seguridad Social y contar con un número de inscripción a la Seguridad Social. Dicho trámite puede ser realizado en una oficina de la llamada Tesorería General de la Seguridad Social.
  • Empadronamiento: aunque no es obligatorio para comenzar a trabajar, se trata de un trámite legal que se debe cumplir, ya que toda persona residente en territorio español debe estar inscrita en el denominado padrón de habitantes de la localidad donde vive.
  • Cuenta bancaria: para cobrar el respectivo pago de la nómina se requiere contar con una cuenta bancaria para recibir el dinero por los servicios que presta.

Perla

Redactora en el portal de empleo ofertasempleomadrid.com
Botón volver arriba